Smith Luce en la Victoria

Había algo una seguridad extra en su andar esta semana - confianza adicional si así desean llamarlo - mientras se preparaba para entrar al campo por primera vez desde que una lesión de hombro lo había mantenido fuera desde la Semana 7.

Así fuera en las reuniones, el cuarto de video o en el campo de prácticas, Alex Smith estaba determinado. Sabía cuánto estaba en la línea en el juego del domingo ante los Seattle Seahawks, y el quarterback de los 49ers estaba enfocado en una cosa.

"Podías darte cuenta de cómo deseaba ganar", dijo el corredor Anthony Dixon. "Toda la semana estuvo diciendo cosas, y yo sentía como 'Oh sí, Alex está listo'".

Efectivamente, así era, y lo demostró cuando Smith llevó a los 49ers a una victoria 40-21 sobre los Seahawks. Smith completó 17 de 27 intentos de pase para 255 yardas, lo más que ha lanzado en una victoria, y tres anotaciones. No lanzó ninguna intercepción.

Aunque estuvo fuera los últimos cinco juegos, Smith no estuvo nervioso cuando entró al campo de juego. Confiaba en su preparación, el plan de juego, sus compañeros a la ofensiva, y talvez lo más importante, confiaba en sí mismo.

Simplemente salío ahí a jugar a su modo. No trató hacer demasiado. Y al final, eso es todo lo que él realmente necesitaba hacer.

"Por primera cez, al menos desde que you he esado ahí, realmente dejamos el juego venir a nosotros", dijo Smith. "Todos simplemente hicieron su trabajo y dejaron las jugadas venir a nosotros.

Después de fallar sus dos primeros intentos de pase, fue como si Smith apretara un botón y estuvo prácticamente perfecto el resto del caminó. Terminó la serie inicial con un pase de anotación de 42 yardas al ala cerrada Vernon Davis y nunca miró hacia atrás.

Más tarde Smith completó un pase de anotación de 15 yardas con el receptor abierto Josh Morgan, y su última anotación vino en un pase de 62 yardas con el corredor Brian Westbrook.

"Eso fue divertido hoy", dijo Morgan. "Alex jugó muy bien y nosotros tratamos de ayudarlo haciendo jugadas cuando tuvimos la oportunidad".

Fiesta de IntercepcionesDespués de la deficiente actuación en Green Bay, la secundaria de los 49ers estuvo bajo mucho escrutinio toda la semana.

Pero después de que los defensivos profundos consiguieron tres de las cuatro intercepciones el domingo, todo eso desapareció.

"Simplemente nos pusimos al nivel", dijo el profundo Reggie Smith, quien consiguió la primera intercepción de su carrera en el segundo cuarto. "Después de la semana pasada teníamos que subir el nivel como defensiva secundaria, y eso es lo que hicimos. Hicimos algunas jugadas".

Fue divertido. Estábamos allá afuera disfrutándolo, riendo un poco. Pero aún así, estábamos jugando en serio, y conseguimos un buen juego".

El esquinero Nate Clements y el profundo Dashon Goldson consiguieron las otras dos intercepciones de la secundaria. La de Goldson vino en la serie inicial de la segunda mitad y la devolvió 39 yardas para anotación; la de Clements vino en la zona de anotación en la siguiente serie.

Los linebackers también se registraron en las intercepciones cuando Takeo Spikes consiguió su tercera intercepción de la temporada, en el tercer cuarto.

En total, la defensiva de los 49ers consiguió cinco recuperaciones de balón y forzó un cambio de posesión. El linebacker Travis LaBoy consiguió la quinta recuperación de balón cuando forzó y recuperó un balón suelto del quarterback de Seattle Matt Hasselbeck en el segundo cuarto.

Ataque de Dos CabezasCon todo lo bien que estuvo Smith el domingo, también tuvo algo de ayuda de su juego terrestre.

Los corredores Brian Westbrook y Dixon se combinaron para correr para 83 yardas en 23 acarreos, y ayudó a abrir las cosas para Smith en el juego aéreo.

"Se trata de tomar ritmo", dijo Dixon. "Una vez que tomas ritmo, una vez que entiendes el flujo de la defensiva, una vez que te ubicas en el juego, puedes hacer que pasen grandes cosas. El entrenador nos permitió hacer eso, y le agradezco por eso".

Y es así como ha sido para los 49ers desde que Frank Gore ingresó a la reserva de lesionados hace dos semanas. Westbrook y Dixon han compartido los acarreos, y la producción no ha bajado mucho.

"Nada cambió para nosotros cuando Frank se lesionó", dijo el corredor de poder Moran Norris. "Tenemos la misma visión, queremos correr el balón y aún tenemos que mantener nuestros bloqueos al frente".

Dixon encabezó con 60 yardas terrestres, la mayor cantidad en su carrera profesional, y su mayor demostración vino en el primer cuarto cuando empezó a correr hacia la derecha y después hizo un corte, para encaminarse 34 yardas hasta poner a los 49ers en zona roja.

Experiencia ValiosaCon el juego completamente asegurado en el cuarto periodo, los 49ers pusieron en el campo a algunos de sus jugadores más jóvenes a la defensiva y les dejo ganar valiosa experiencia de tiempo de juego.

Los apoyadores Keaton Kristick y Navorro Bowman, el tacle nariz Ricky Jean-Francois, el esquinero Phillip Adams y el profundo Taylor Mays jugaron por la mayor parte del cuarto periodo, y a los titulares les gustó lo que vieron.

"Eso es algo bueno, cuando pones a los muchachos jóvenes ahí y les permites tomar un poco de experiencia de tiempo de juego", dijo Clements. "Nos emocionamos al verlos hacer algunas jugadas".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising