Mike Walter: El club de los 10 años (1984 – 1993)

070209-mike-walter.jpg

Durante todo el fin de temporada, 49ers.com seguirá presentando miembros de nuestro Club de Los Diez años. Echa un vistazo a nuestra más nueva presentación del ex-linebacker Mike Walter, que jugó para el equipo de 1984 a 1993.

Después de disfrutar una estelar carrera en la Universidad de Oregon como liniero defensivo, Mike Walter tenía que decidir si quería ganar más libras para seguir jugando en la misma posición en la NFL, o aprender una nueva posición en el campo, como un linebacker.

"Jugué como cazador de quarterbacks, fuera de la universidad y yo era realmente pequeño como para jugar en la línea defensiva en la NFL" dijo Walter mirando hacia atrás en su inicio en el fútbol profesional. "En los profesionales, todos eran mucho más grandes en esa posición. Parecía que si quería jugar en la NFL tenía que cambiar posiciones."

El ex linebacker de los 49ers en última instancia decidió añadir más peso a su cuerpo de entonces 240-libras, y decidió intentar jugar en una posición fuera del linebacker. Poco sabía, que la decisión que había tomado pagaría en una carrera de una década con los 49ers de San Francisco y un lugar entre los 45 miembros de Club de los Diez Años de los 49ers.

Walter inicialmente pensó que el legendario entrenador en jefe Bill Walsh estaba interesado en escogerlo en el Draft desde que Walsh asistió a su sesión de ejercicios en Oregon. En vez de esto, Los Cowboys lo escogieron en la segunda ronda del Draft de la NFL de 1983.

Pero cómo resultó, Walsh estaba interesado.

Después de de luchar en la cobertura, los Cowboys optaron por escoger a un nuevo linebacker el siguiente año, y pusieron en libertad a Walter después de una sola temporada.

Poco después, Walsh y los 49ers llamaron.

"Dallas escogió a un niño para jugar de linebacker el próximo año, básicamente no había espacio para mí. Terminé en San Francisco, donde de cualquier manera yo quería estar", Admitió Walter.

Aunque se crio en Oregon, Walter adoptó a los 49ers como su equipo, y dijo que durante su juventud, idolatró al ex linebacker de los 49ers Dave Wilcox, parte del Salón de la Fama y Nativo de Oregon.

"Cuando crecí, no había franquicia en Seattle", explica Walter".

"Y yo siempre fui un gran fan de John Brodie y Gene Washington. Y claro Dave Wilcox era un chico de Oregon que yo solía mirar".

En su primera temporada con los 49ers en 1984, Walsh y el personal de entrenamiento movió a Walter a la posición de linebacker interno, donde jugo atrás de Jack "La sierra" Reynolds.

Aunque Reynolds estaba en las últimas etapas de su carrera, Walter acarició la oportunidad de jugar detrás de un veterano sabio, todo esto mientras aprendía el método de la locura de Reynolds.

"Fue fantástico jugar con Jack," dijo Walter. "Él era un chico interesante - que personalidad! Pero al final del día, Jack trabajó tan duro en su oficio. Él ni siquiera vivía con su esposa durante la temporada. Era un gran estudiante del juego. Tomaba notas y más notas. Tenía enormes pilas de cuadernos de todas las notas que tomaba!"

Según Walter, aun más en abundancia que los cuadernos, eran los lápices que Reynolds utilizaba para escribir.

"Solía tener esa caja de lápices y tendría unos 100 ahí dentro. El escribía con un lápiz del lado fuerte hasta que se volviera chato, después tomaba el siguiente lápiz y escribía sus notas," recuerda Walter. "Durante una reunión, el tomaría los 100 lápices, ya que el creía que debías tener una gran concentración durante el juego – lo cual era su fuerte. Si le hubieras preguntado si te prestaba un lápiz te hubiera gritado."

Walter aprendió esa lección en su primera reunión con los 49ers.

"Fui a la primera reunión y yo no tenía un lápiz. Así que le dije, Hey Jack, me prestas uno de esos lápices? Y él dijo, Si tu no sales a un campo de fútbol sin un casco, no vengas a la reunión sin un lápiz!"

Walter creyó que Reynolds pudo haber sido un poco excesivo, pero que las cosas que dijo eran ciertas en lo que se refiere al estudio.

Los 2 linebackers acabaron la temporada ´84 como campeones del Súper Bowl, lo cual fue especialmente agradable para Walter, considerando la lucha que tuvo durante su paso como novato en Dallas.

"El primer Campeonato del Súper Bowl fue enorme ya que era mi primer año con los 49ers y yo acababa de venir de un frustrante año en Dallas, donde no estaba jugando," dijo de su primero de tres Campeonatos del Mundo. "Venir a un equipo, de inmediato participar y ser parte del éxito, eso fue una gran cosa".

Walter aprendió de Reynolds como estudiar el juego y como leer hacia donde iba la jugada. La temporada siguiente, el alumno reemplazó al maestro en la alineación inicial, pasando de jugar solo 50 por ciento del juego hasta casi todos los downs. Por un par de temporadas, Walter jugó todo desde nickel, hasta los equipos especiales. Pero conforme el paso de los años Walter trabajó como linebacker interior solamente.

Walter conservó su lugar en  la defensa del entrenador en jefe de los 49ers, George Siefert, ya que le permitía jugar por todo el campo, así como utilizar sus talentos de pase de sus días en Oregon.

"Jugaba en una posición híbrida que a decir verdad, era divertida, porque tenía que cubrir receptores abiertos y corredores," dice Walter. "Estaba sobre la guardia, y podía correr por afuera y conseguir el pase por la orilla. La posición era muy divertida. En ese tiempo George era realmente creativo con algunas cosas que hacíamos defensivamente, así que era una posición muy buena. No quedaba estancado sobre la guardia en cada jugada. Tenía que hacer muchas cosas distintas."

Walter lideró a los 49ers en tacleadas por tres temporadas consecutivas, con 94, 97 y 103 tacleadas en 1987, '88 y '89 respectivamente. Pero su mayor momento de gloria fue ser un elemento clave para el equipo ganador de los 49ers en el Super Bowl del '88.

"Todavía pasan ese juego en ESPN Classic. Es una de las victorias por remontada más grandes del Super Bowl. ¿Cómo podrías olvidar ese juego?"

Walter todavía recuerda lo que pasaba por su mente, mientras miraba a Joe Montana liderar a los 49ers a través de 92 yardas para la victoria.

"Era un sentimiento extraño," dice Walter. "Se lo digo a la gente todo el tiempo, todos en el estrado sabían lo que íbamos a hacer. Era como un sentimiento.
Y todos en nuestro equipo sabía lo que Joe iba a hacer y el equipo sabía lo que teníamos que hacer. Pero lo extraño era que podías ver al otro equipo y podías decir que ellos también tenían una idea de lo que iba a suceder." 

En la temporada siguiente los 49ers continuaron con su éxito en el campo, y Walter tuvo su mejor temporada en el '89.

Aparte de liderar al equipo en tacleadas, Walter intercepto al quarterback del Salón de la Fama, John Elway, en el Super Bowl XXIV.

"Ese es definitivamente uno de los mejores momentos de mi carrera," dice Walter. "Yo jugaba fútbol contra Elway cuando estábamos en la universidad, y en algunos juegos de estrellas, así que fue algo especial para mí."

Por mucho que estos títulos mundiales signifiquen para él, Walter mira atrás hacia los juegos del Campeonato de la NFC, ya que estos eran uno de sus juegos más importantes.

"Es chistoso, porque la gente siempre habla de los Super Bowls, pero para mí los mayores juegos de mi carrera, fueron siempre los de la NFC," dice. "Era nuestro derecho jugar en el Super Bowl y yo me acuerdo de todos esos juegos. Incluso en mis dos últimos años, recuerdo como perdimos contra Dallas y lo difícil que fue. Pero los juegos de la NFC siempre eran los más grandes."

Después de las derrotas contra Dallas, Walter decidió retirarse después de la temporada del '93. Terminó su carrera con 605 tacleadas, 6 recuperaciones de balón suelto y 2 intercepciones.

En los últimos once años, Walter ha trabajado en la industria de las aseguradoras, un trabajo que le ha dado la oportunidad de entrenar a sus dos hijas, Sarah y Allison, en diferentes deportes.

Con sus dos hijas en la Universidad de Oregon, Walter y su esposa Toni han tenido que ajustarse a no tener hijos en casa.
"No sé que tanto me guste," dice él.

Walter trata de mantenerse ocupado participando en diferentes grupos de caridad en Oregon.

"Teníamos un torneo de golf, y conseguimos que Joe Montana, Harris Barton y otros más jugaran en él," dice Walter. "Hemos hecho varios torneos y otros eventos caritativos."

Definitivamente, la vida de Walter después del fútbol ha sido ocupada, pero nunca puede borrar las memorias de su papel como miembro de los 49ers, y el orgullo de ser parte de la organización, y en particular, lo que se siente pertenecer al Club de los 10 Años.

"Solía pasar por la pared y mirarla todo el tiempo. Cuando veía la pared, veía a todos estos jugadores a los que crecí admirando. Era algo bueno. Siempre soñé con estar en esa pared."

Y así lo hizo.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising