Gore se Integra al Programa de Pretemporada

goresub(1).jpg

De forma muy semejante a la temporada anterior, esta pretemporada inició de una forma un poco complicada para el corredor de los 49ers Frank Gore. Ir a su casa en Miami al finalizar la temporada siempre ha traido una sonrisa de oreja a oreja a Gore, pero al volver a Florida esta vez, fue cuando realmente comprendió que su madre Liz, quien sucumbió a una larga lucha contra una enfermedad renal previo al juego de la semana dos del año pasado ante St. Louis, realmente se había ido.

"La temporada mantuvo mi mente ocupada el año pasado, pero fue realmente duro una vez que estuve quedándome en la casa, sentado y recordando muchas cosas", dijo Gore. "Cuando ella estaba enferma, me recostaba con ella en la cama y hablábamos sobre cualquier cosa. Extraño estar con ella y hablarle y verla tan feliz cuando yo estaba en casa. Así que es muy duro, pero debo mantenerme fuerte y tratar de mejorar en lo que respecta a lidiar con esto".

Gore también ha estado lidiando con la recuperación del esguince de tobillo que sufrió el año pasado, uno que probablemente habría dejado de lado a la mayoría de los jugadores, pero el líder corredor de la NFC en el 2006 ya perdió tiempo de entrenamiento y pretemporada debido a una mano rota. Se permitió descansar el tobillo sólo un juego en el 2007, y después lo enfrentó y se convirtió en el quinto jugador en la historia del equipo en correr para más de 1000 yardas en temporadas consecutivas con 1.102 yardas por tierra.

"Fue difícil cada semana con personas sujetándolo", dijo Gore. "Tras los partidos, los analgésicos no servían ya y apenas podía caminar, pero fue un año duro para todos. Amo el juego y a mi equipo, y yo solo quería continuar peleando con ellos".

Incluso tras un descanso de un mes, el tobillo seguía adolorido cuando inició su entrenamiento de pretemporada en Perfect Competition. Eventualmente, el dolor se fue y Gore pudo beneficiarse al trabajar con otros atletas de élite de la NFL, incluyendo a Anquan Boldin, Plaxico Burress y Fred Taylor.

"Todos vamos a eso", dijo Gore. "A mí especialmente me gusta competir contra Taylor porque realmente nos empujamos el uno al otro. Tenemos nuestras fortalezas en diferentes cosas. En mis fortalezas, el trata de alcanzarme, y en cualquiera de sus fortalezas, yo trato de llegarle en ello".

Cuando Gore llegó esta semana y se unió al programa de fuerza y acondicionamiento de pretemporada, él rápidamente buscó ese mismo tipo de competencia y eligió al esquinero Marcus Hudson para correr contra él.

"Hudson es un defensivo profundo y es un hombre con gran velocidad que puede correr todo el día, así que siento que si me enfrento a él, me pondré mejor", dijo Gore. "El tobillo me hizo un poco más lento esta pretemporada, así que aún siento que estoy poniéndome al nivel en lo que respecta al acondicionamiento, así que quiero ser presionado".

Gore también espera que el recién contratado corredor de reemplazo DeShaun Foster le sirva como motivación adicional.

"Siento que si un equipo quiere mejorar, debe haber competencia", dijo Gore. "Así que competiremos, trataremo de hacer al otro alguien mejor y ayudar a que el equipo gane".
El año pasado Gore expresó públicamente sus metas personales. Ahora, las únicas metas que planea compartir son aquellas del equipo.

"Tengo metas bastante altas, pero las guardaré para mí", dijo Gore. "Desde un punto de vista de equipo, quiero que lleguemos a la postemporada, y creo que para llegar ahí, tenemos que trabajar fuerte y asegurarnos de que tenemos un mismo alto nivel como equipo".

El martes, Gore se reunió con el hombre del que espera pueda transformar a la ofensiva peor posicionada en una consistente y competititiva ofensiva con la que se pueda contar. Dado todo lo que se ha escrito sobre la supuesta tendencia de Martz de pasar por alto el juego terrestre, uno podría asumir que Gore no estaría de acuerdo respecto a su nuevo coordinador ofensivo.

"Al ver el libro de jugadas, es muy similiar a la ofensiva de Norv Turner, y ese fue el mejor año de mi carrera", dijo Gore. "Creo que si los jugadores se integran al sistema, podemos hacer grandes cosas".

También le ayudó al corredor del Tazón de los Profesionales de los 49ers escuchar sobre el corredor Marshall Faulk, quien tuvo una destacada producción en el sistema de Martz. Gore y Faulk tuvieron una larga conversación cuando los dos se reunieron en una sesión de autógrafos en el Area de la Bahía el mes pasado.

"Marshall me dijo que no me preocupara sobre cómo la gente habla sobre su forma de lanzar el balón - que seré tomado en cuenta y que me encantará esta ofensiva", dijo Gore. "El ofreció venir a ayudarme si necesitaba cualquier cosa, pero lo principal para mí es mostrar al Entrenador lo mucho que amo el juego, y realmente aprender la ofensiva y cada posición en el campo. El dijo que yo debería estudiar el rol de fullback especialmente porque al Entrenador usará esa posición y le hará llegar el balón. Así que tengo mucho por estudiar".

Gore nunca olvidará a su madre, pero espera que al estar de vuelta con los 49ers, pueda al menos hacer algo para borrar el resto de las decepciones en el campo del año pasado.

"Se siente bien estar de vuelta con los muchachos y estar de vuelta en el campo con ellos", dijo Gore. "Cada día esta pretemporada que he venido a trabajar, estuve pensando en cómo fue el año pasado y como nos quedamos cortos. Somos mejores que eso y no podemos permitirlo de nuevo. Yo no puedo esperar a empezar a jugar football de nuevo para que podamos demostrar lo que este equipo puede hacer".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising