Franklin se prepara para un año de logros

aubrayosuba(1).jpg

Como tacle nariz en la NFL, el trabajo de Aubrayo Frankin es tapar el medio y mantener a los linebackers libres para poder hacer la jugada. Aunque él podrá evitar un par de bloqueos para detener a los corredores del rival este año para algunas tacleadas por sí mismo, la mayor parte de su trabajo es que alguien más se lleve el reconocimiento por detenerlo.

Es una posición que le ajusta, debido a que él ciertamente no es un hombre de muchas palabras, y de hecho, la incrementada atención vertida hacia él por los medios desde que firmó con los 49ers esta pre-temporada no le cae muy bien exactamente. Aunque es extremadamente cordial ante cualquier petición, es claro que Franklin preferiría hacer cualquier otra cosa.

"No soy muy parlanchín", dijo Franklin. "Soy del tipo de persona tranquila. Prefiero ir a mis asuntos, hacer mi trabajo y hacer que las cosas sucedan. Los tacles nariz son hombres de trabajo manual. Sólo venimos a trabajar, traemos nuestra lonchera cada día y trabajamos duro".
Mientras crecía en Johnson City, Tennessee, su lonchera era adornada con Superman. Ahora en su quinto año en la NFL, Franklin está teniendo su primera oportunidad de iniciar y está en la cúspide de grandes cosas.

"Creo este es mi año de superación", dijo Franklin. "Cada hombre que viene a la NFL lucha por ser titular y afortunadamente yo fui bendecido para tener esta oportunidad y quiero mostrar a todos que puedo ser un titular exitoso en la NFL".

En lo que respecta a su ciudad natal, él de antemano es un éxito. Siguiendo a la temporada 2005, Johnson City rindió honores al atleta profesional tras declarar su propio "Día de Aubrayo Franklin". Amigos, familia e incluso algunos de sus amigos de la NFL volaron para celebrar la ocasión.

"Lo hicieron en el centro juvenil en el que crecí y pasé tiempo, y fue un gran evento para mí", dijo Franklin. "Ellos retiraron mi uniforme de la escuela y fue toda una sorpresa muy linda".

Franklin es un héroe local, pero aún se asombra por otro nativo de Johnson City, Steve Spurrier, lo cual está bien para este profesional de cinco años quien creció compartiendo la idolatría del pueblo por el entrenador de los Florida Gators.

"Es muy grande en mi pueblo, y definitivamente me opaca", dijo Franklin. "Tengo que reunirme con él e incluso cuando mi ciudad está tan sólo a una hora de distancia de Knoxville y podría ir a ver a Tennessee jugar, realmente yo crecí queriendo ir a Florida debido a Spurrier".

Como parte del destino, Franklin terminaría en lugar de eso en Tennessee, aunque se tomó dos años en Itawamba Community College en Mississippi antes de que tuviera la oportunidad de jugar el balón en la División I.

"Estuve cometiendo errores en la escuela con mis calificaciones y no me puse a trabajar en mis asuntos temprano así que tuve que tomar una distinta ruta", dijo Franklin. "Crecí mucho ahí. Estaba muy lejos de casa y era una liga dura. Jugué contra algunos buenos jugadores, de hecho muchos de los cuales están en la NFL ahora. Era una liga difícil y todos estaban luchando por volver a la División I, y todos entendían que era su última oportunidad si no podían hacerlo ahí".

Titular por dos años, Franklin fue nombrado all-State y seleccionado como el DL Más Valioso de Mississippi en el 2000. Como sophomore logró 75 tacleadas y 12 capturas, el tipo de producción que levantó la antena de los Volunteers y abrió la puerta a Franklin para jugar para un programa premier con una oportunidad de aprender de los tacles defensivos Albert Haynesworth y John Henderson, quienes fueron seleccionados en la primera ronda del draft del 2002.

"Realmente jugué tras una gran cantidad de jugadores en mi primer año", dijo Franklin. "Esos muchachos me hicieron querer conseguir lo mismo y creo que ellos tuvieron ese efecto en los demás. Cada año sólo estábamos balancéandonos y parecía que teníamos un nuevo frente. Realmente fui afortunado de ser parte de eso, y es un programa que es conocido no sólo por poner jugadores defensivos en la NFL, sino jugadores en general. Hacen un gran trabajo en poner a los muchachos listos para la NFL y una vez que llegué ahí aprecié cada momento y continué trabajando fuerte".

Franklin eventualmente trabajó por abrirse paso en la alineación inicial para los finales ocho juegos de su campaña senior, logrando 56 tacleadas, 2 capturas y 5 tacleadas para pérdida de yardas mientras que lideraba al equipo con 10 presiones de quarterback. Fue suficiente para atraer el interés de la NFL con los Ravens utilizando su quinta selección colegial para tenerlo en el Draft de la NFL de 2003.

Franklin disfrutó de la acción en sólo un juego de su temporada de novato, teniendo una tacleada contra los Broncos a finales de Octubre. Con la finalidad de darle un tiempo de juego a su joven tacle nariz, los Ravens lo enviaron a la NFL Europa en donde asistió a Galaxy para lograr un récord de 7-3 y una visita al World Bowl.

"Creo que hizo una gran diferencia el que yo fuera para allá, no sólo teniendo las repeticiones mentales o visuales como en la prácticas, sino el lado físico de las cosas que sólo se pueden obtener jugando los partidos. Nuestro equipo era muy bueno y pudimos ir al World Bowl, y cada vez que tienes la oportunidad de jugar por un campeonato, es algo grande. No me importa a que nivel sea, creo que los muchachos querían ganarlo todo".

Por las siguientes tres temporadas, el tiempo de juego de Franklin se incrementó pero con un roster cubierto con un tacle nariz de élite como Kelly Gregg y la pasada primera selección del draft Haloti Ngata, Franklin podría no lograr entrar a la alineación titular. Aún así, ser parte de una defensiva que año tras año estaba en la cima, enseñó a Franklin a no esperar menos que lo mejor.

"Aprendí mucho ahí porque la forma en que los muchachos lo toman es impresionante", dijo Franklin. "Es una muy buena defensiva pero querían ser los mejores. Ellos estudiaban videos y buscaban la perfección en el campo de prácticas y después lo llevaban al campo. El trabajo fuerte es algo que realmente aprendí ahí y es algo que deseo continúe conmigo".

Fue una conexión hecha en Baltimore la que terminó llevándolo a San Francisco. Cuando los equipos buscaron sus servicios durante el periodo de agencia libre, Franklin optó por firmar rápidamente con los 49ers en donde se reuniría con el que fuera su coordinador defensivo con los Raves, Mike Nolan.

"Recuerdo cuando volví de Europa, el entrenador Nolan era alguien quien iba por su camino hablando conmigo sobre la diferencia que había visto en mí en el campo de entrenamiento", dijo Franklin. "Definitivamente me hizo querer venir aquí porque sentí que lo conocía y sabía qué esperar. Sabía que la defensiva sería similar, y ha sido grandioso. Cada uno me ha cobijado y están ansiosos por ganar, y viniendo de Baltimore sé que también estoy ansioso de continuar ganando".

El movimiento a una nueva casa ha sido una transición suave para Franklin. El de antemano conocía al defensive end Marques Douglas de su tiempo juntos en Baltimore, y con entrenamientos a las 6 AM durante el programa de acondicionamiento de pre-temporada, pronto se sintió familiar con el resto de la línea defensiva. A mediados del programa, cambió su horario de entrenamiento y pudo relacionarse con la línea ofensiva.

"No me importa levantarme tan temprano, pero tras los entrenamientos me iba a casa a mirar TV o jugar video juegos y el día se me hacía muy largo sin hacer nada", dijo Franklin. "Simplemente lo decidí debido a que no tenía nada más que hacer y era como un desperdicio levantarme tan temprano cada día, así que hice el cambio y empecé a trabajar algunos días con los hombres de ofensiva. Me ayudó a sentirme muy cómodo con muchos de mis compañeros de equipo".

El que su casa esté al otro lado del país ha sido la parte más difícil para Franklin que está acostumbrado a saltar a su camioneta y dirigirse a Johnson City en cuanto tiene oportunidad, así que con unas cuantas semanas libreas antes de reportarse al campo de entrenamiento, su destino fue fácil de adivinar.

"Si, casa", dijo Franklin. "Tengo dos hermanas más jóvenes (de 14 y 16 años) y no estarán en la escuela, así que probablemente las lleve a la playa o algún lado. Realmente me gusta mucho pasar tiempo con ellas. Generalmente trato de darles todo lo que quieren. Si alguna está insinuando algo sobre un auto, normalmente terminaré haciéndolo".

Cuando el campo de entrenamiento se desarrolle, por supuesto que dejará de ser el señor amable y lo revertirá para ser ese duro jugador defensivo.

"Nos hemos fijado metas altas esta temporada y así todos necesitamos venir listos al campo de entrenamiento listos para trabajar duro y tener las repeticiones con la idea de estar preparados para la temporada", dijo Franklin. "Esperamos que esta temporada sea una larga".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising