Devolviendo Algo para las Fiestas

122309-player-shop-header.jpg

Los 49ers hicieron su mejor impresión de Santa Claus el martes por la tarde.

Nadie utilizó una larga barba blanca y ningún niño se sentó en las piernas de nadie, pero aún así nueve miembros del equipo hicieron realidad muchos de los deseos de los niños para estas fiestas cuando participaron en el evento anual "De Compras con un Jugador", presentado por la Comunidad Visa.

"Todo se trata de poner una sonrisa en la cara de estos niños", dijo el corredor de poder Moran Norris. "Estamos simplemente aquí para hacerles el día".

Y juzgando por la reacción de los niños cuando conocieron a los jugadores, los 30 que eran tenían más que su día hecho.

Junto a Norris, el ala cerrada Vernon Davis, el receptor abierto Josh Morgan, el esquinero Shawntae Spencer, los linebackers Manny Lawson y Paris Haralson, los tacles Joe Staley y Tony Pashos, y el tacle defensivo Demetric Evans pasaron varias horas en la tienda Target en Foster City, con jóvenes de la Samaritan House.

La Samaritan House, es una organización sin fines de lucro que provee servicios para ayudar a satisfacer las necesidades diarias de más de 12,000 personas de bajos ingresos en el San Mateo County.

El martes, cada niño recibió una tarjeta de regalo por $250, cortesía de Visa, para gastar en regalos de navidad para ellos y sus familias.

"Estamos simplemente pasando un gran momento con estos niños, y puedo decir que ellos también se están divirtiendo", dijo Morgan. "Es la época de fiestas y las celebraciones son todo respecto a los niños, pero me aseguré de que compraran cosas suficientes para sus familias primero antes de que se compraran cosas ellos. Estoy recordándoles cuán importante es la familia".

Después de encargarse de los regalos de sus familias, algunos de los artículos más visitados estaban en la sección de electrónicos. Muchos de los niños dejaron la tienda con Wiis de Nintendo, Play Station portátiles y juegos para sus nuevas consolas.

De cualquier forma, al menos uno de los 49ers trató de enseñar a sus niños a cómo conservar el dinero de sus tarjetas de regalo.

"Les dije que tienen que ir despacio y tratar de comprar muchas cosas pequeñas para que la tarjeta de regalo dure más", dijo Davis. "Estoy tratando de enseñarles a cómo ahorrar, pero no me están escuchando".

Incluso cuando los intentos de Davis para enseñarles planeación financiera fallaron, los niños dejaron la tienda con mucho más que videojuegos. Cada carrito de compras estaba lleno de ropa, zapatos, juegos de mesa, figuras de acción, balones de football, pequeños electrónicos, patinetas y otra incontable cantidad de artículos.

Los niños eligieron cada quien sus propias cosas, y fue probablemente lo mejor, debido a que los jugadores admitieron que ellos no habrían podido escoger los mejores regalos por sí mismos.

"Yo quería ese set de batería que estaba ahí, pero ninguno de ellos lo quiso", dijo Haralson. "También me gustó ese Transformer de ahí, pero me miraron como si estuviera loco cuando lo tomé. Supongo que eso no es lo que está de moda".

Como siempre, Staley fue la persona más ruidosa en el lugar, debido a que tenía a su grupo de niños cantando canciones de estas fiestas por toda la tienda. Pero las canciones no fueron la única razón por la que el grupo de Staley estaba tan feliz.

Staley dijo a sus niños que tomaran todo lo que estuviera en sus listas, y que él pagaría por la diferencia, sin importar qué tan arriba se fueran sobre el presupuesto.

"Son las fiestas y estos niños están tan felices que no quería que tuvieran que cortar sus compras hasta cierto precio", dijo Staley. "Les dije que simplemente tomaran todo y que yo me encargaría de ellos".

Y Staley no fue el único jugador que dio un poco más.

Después de que los niños de Spencer se quedaron sin dinero en sus tarjetas de regalo, él les dijo que eligieran un artículo más, y que él lo pagaría.

La generosidad de los 49ers inspiró a otros compradores en Target, como una mujer que compró controles de Will a tres niños, y otro que dio a un jugador una tarjeta de $50 para gastar en los niños.

"Es simplemente grandioso tener el espíritu festivo y ayudar a estos niños"; dijo Pashos. "Como equipo, siempre tratamos de devolver algo a la comunidad, especialmente en esta época del año".

El martes marcó el tercer año consecutivo que Visa patrocinó el programa "De Compras con un Jugador". Los niños también recibieron un CD del juego de Financial Football de Visa, el cual prueba el conocimiento fiscal de los estudiantes combinando la estructura y reglas de la NFL con preguntas de educación financiera.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising