Viviendo el Sueño

prunedainside.jpg

Hace cinco años, la National Football League presentó una gran oportunidad para los jugadores internacionales de diferentes países alrededor del globo para practicar con los mejores jugadores de football del mundo al poner en marcha el Programa Internacional de Escuadras de Práctica de la NFL. Como parte del programa, esta pretemporada, dieciseis equipos firmaron un jugador internacional y les proporcionaron un lugar en la escuadra de prácticas.

Para el liniero ofensivo de los San Francisco 49ers Ramiro Prunea, fue la oportunidad de su vida.

Creciendo como un fanático de los 49ers en Monterrey, México, Pruneda se sentó en las gradas cuando los 49ers jugaron ante los Arizona Cardinals en la Ciudad de México en el 2005, sin imaginarse en ese momento que algún día él mismo usaría el uniforme oro y escarlata.

En ese momento, era solo un sueño.

Pero tras una exitosa carrera colegial en el Tec de Monterrey, un breve paso por la NFL Europa y varias paradas en campamentos de entrenamiento de la NFL, Pruneda ha llegado como miembro de la escuadra de prácticas de los 49ers por toda la temporada 2008, gracias a la iniciativa de la NFL.

"Para jugadores internacionales como yo, es una gran oportunidad para estar con un equipo de la NFL y aprender todo lo que puedas", dijo Pruneda. "Para la mayoría de los jugadores internacionales, es difícil jugar en otro país. Ahora que la NFL tiene este programa, es muy bueno para nosotros".

Hay muchos beneficios al poder trabajar contra algunos de los mejores linieros defensivos de los 49ers cada día en las prácticas, pero la persecución del sueño de toda una vida viene con un alto precio. Pruneda está lejos de su esposa Marianna y su familia, quienes residen en México. Estar alejado de su esposa, quien estaba enfrentando una batalla contra el cáncer el año pasado, ha sido en extremo difícil.

"Cada jugador hace algún tipo de sacrificio", dijo. "Yo hice un sacrificio cuando me casé el año pasado y los primeros meses de mi matrimonio no iban bien. En ese momento, mi esposa Marianna, estaba viviendo en México y yo fui a Kansas City por seis meses y entonces me enteré de que ella tenía cáncer en el útero. Fue un año difícil para mí".

Como un miembro de la escuadra de prácticas de Kansas City en ese entonces, Pruneda estaba a miles de kilómetros de distancia cuando recibió las inquietantes noticias. Él deseaba volver a casa para estar con su esposa, pero no tenía seguro médico en México y necesitaba continuar jugando football para pagar el tratamiento médico de Marianna.

"Ella está saludable de nuevo, gracias a Dios", dijo Pruneda. "Fue un año duro en algunas cosas, pero tenemos mucha fe en Dios".

Pruneda mantuvo su rol con los Chiefs la temporada pasada, hasta que fue dejado en libertad a finales de octubre. Pese a la decepción, Pruneda se rehusó a permitir que esto lo hiciera caer. Se mantuvo en la creencia de que sus experiencias colegiales y profesionales eventualmente rendirían fruto.

Pruneda estudió en el Tec de Monterrey, una de las más grandes universidades de Latinoamérica. Fue nombrado el mejor liniero ofensivo de México en tres ocasiones, ayudando a su equipo a ganar cuatro Campeonatos Nacionales Mexicanos.

"Me siento bien de haber ganado esos premios en México, porque la generación de jugadores de football en México se está haciendo más grande", dijo.

Después de su estelar carrera colegial, Pruneda fue invitado al campamento de entrenamiento de la NFL Europa y fue asignado a los Cologne Centurions en 2006. Desafortunadamente para Pruneda, la experiencia tuvo un giro total para mal durante la primera semana en una jugada contra el Rhein Fire.

"Antes de que la temporada empezara me lastimé la rodilla", dijo.
"Regresé a mi escuela y tuve mi rodilla en rehabilitación por un año".

Pese a romperse el ligamento anterior cruzado, la intención de Pruneda por jugar football profesionalmente sólo creció. Afortunadamente para él, no estuvo fuera del football profesional por mucho tiempo, ya que en ese enero los Chiefs hicieron una llamada.

"Fue una buena experiencia para mí", dijo Pruneda. "Estuve en la escuadra de prácticas por ocho o nueve semanas. Estuve en el campamento de entrenamiento y trabaje toda la pretemporada completa ahí. Eso fue bueno para mí, aprendí mucho".

Después de haber sido dejado en libertad por los Chiefs en octubre, Pruneda fue contratado por los Philadelphia Eagles para la escuadra de prácticas el 12 de diciembre de 2007, en donde permaneció por el resto de la temporada.

"Ese fue un muy buen año para mí en el campo del football. Por mis antecedentes, proveniendo de México, lograr entrar a una escuadra de prácticas fue un gran paso para un jugador mexicano, surgido del football colegial de México", dijo.

Ahora, debido a la iniciativa del Programa Internacional de Escuadras de Práctica de la NFL, Pruneda tiene el lujo de saber que estará con el equipo por toda la temporada.

"El Programa Internacional de Escuadras de Práctica es una gran forma de permitir a jugadores foráneos desarrollarse en el campo, y nos permite exhibir nuestro juego alrededor del mundo", dijo el Gerente General de los 49ers Scot McCloughan. "Hay un número de jugadores talentosos allá afuera, quienes normalmente no podrían tener este tipo de oportunidad en la NFL. Les da la oportunidad de desarrollarse en un nivel profesional, y Ramiro es un hombre que está ahí cada día, juega fuerte y trabaja para hacernos mejores. Esperamos que los jugadores jóvenes de su país vean lo que ha podido conseguir y sepan que si trabajan así de fuerte, podrán tener una oportunidad semejante algún día".

Al encontrar difícil mantener sus actividades sólo para él, Pruneda ha estado hablando con sus amigos y familia en México sobre sus nuevas experiencias en California, con más frecuencia que lo que está pasando en el campo de football.

"Mis compañeros y mis amigos de mi escuela, todos ellos me preguntan mucho sobre los entrenamientos, la experiencia, cómo son los entrenadores y los jugadores y todo tipo de cosas", dijo Pruneda.

Aunque el español es su lenguaje nativo, las barreras de comunicación entre Pruneda y el grupo de entrenadores de los 49ers y los jugadores no son un problema, ya que Pruneda se puede comunicar bastante bien en inglés. También obtuvo los términos del football en inglés con algunos de sus entrenadores colegiales.

"Cuando entrenábamos en la escuela todos los entrenamientos eran en inglés, lo que resultó en una ventaja para mí", dijo Pruneda. "Cuando vine aquí se hizo más fácil para mí aprender la terminología y todas las jugadas y cuestiones técnicas".

Así como se desarrolla su inglés, también lo hace su juego en el campo.
Aunque ha jugado las posiciones de guardia y tacle en su carrera, Pruneda fue desginado como guardia cuando recién llegó a los 49ers.

Durante el campamento de entrenamiento, Pruneda ha tenido repeticiones en ambas posiciones, en donde se enfocaron en mejorar su protección al pase.

"Tengo que conocer cada posición, porque entre más sepas, mejor podrás jugar", dijo. "Cuando estaba en la universidad, el 70 por ciento de nuestra ofensiva era el juego terrestre. Aquí es 50/50, así que tienes que ser bueno en ambos lados".

Pruneda vio mejoras tras el trabajo duro que ha puesto durante el campamento, pero no está ni siquiera cerca de estar satisfecho con su desarrollo.

"Todo lo que he hecho aquí, tengo que mejorarlo. Mi bloqueo para el pase, fue cuestión de inclinarme un poco más, los entrenadores me dijeron que necesito una mejor postura, así que he cambiado eso y he mejorado".

Con la actitud correcta, la oportunidad adecuada y un sistema de soporte en su lugar, Pruneda deberá continuar mejorando mientras trabaja en la búsqueda de su meta final, de algún día convertirse en miembro de la alineación de 53 jugadores de los San Francisco 49ers.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising