Una Mundana Actuación de Cuarto Periodo

103110-Crabtree-Header.jpg

LONDON – Los 49ers querían jugar en el escenario internacional en el Estadio Wembley para mostrar al mundo de lo que son capaces.

Los primeros 45 minutos de acción no dejaron una impresión para el recuerdo de ningún mdo, pero el cuarto periodo fue uno para recordar cuando los 49ers consiguieron 21 puntos sin respuesta en su camino a una victoria como locales-lejos-de-casa ante los Denver Broncos.

Los 49ers hicieron grandes jugadas a la ofensiva y defensiva cuando lo necesitaron, y lucharon por conseguir una muy necesaria victoria.

Y en el proceso, ellos demostraron su verdadero brío. El equipo se rehusó a rendirse cuando iban perdiendo por una anotación al iniciar el primer cuarto. Debido a esa negación a rendirse, los 49ers fueron capaces de anotar tres veces sin respuesta, y forzar dos balones perdidos para conseguir la victoria.

El nuevo quarterback titular Troy Smith fue responsable de dos de las anotaciones. La primera fue una escapada de 1 yarda, y la otra una conexión de 28 yardas por la línea lateral con el receptor abierto Michael Crabtree. Tras la anotación de Crabtree, el linebacker Takeo Spikes recuperó un balón perdido de Kyle Orton causado por el linebacker Manny Lawson mientras los 49ers dominaban a los Broncos.

Los 49ers lanzaron en la primera jugada tras el balón recuperado, y después corrieron cinco veces hasta que Frank Gore consiguió abrirse camino a la zona de anotación en una tercera  gol desde la yarda tres. Gore corrió para 118 yardas y su total más alto en acarreos, con 29, mejorando a 9-0 la marca de los 49ers cuando tiene 24 o más acarreos.

"Los desgastamos", dijo el tacle Joe Staley. "He hicimos las jugadas cuando las necesitábamos".

Denver agregó una anotación tardía en una recepción de 1 yarda de anotación por el que fuera receptor abierto de los 49ers, Brandon Lloyd, pero Orton no pudo regresar a su equipo al ser interceptado por el esquinero Shawntae Spencer con 45 segundos restantes en el juego.

"El balón va a ir al hombre libre, así que simplemente estaba haciendo mi trabajo. Volteando, viendo el balón y haciendo la jugada", dijo Spencer sobre su tercera intercepción para liderar al equipo. "Doy todo el crédito a los siete frontales. Te dijo, esos hombres se lucieron hoy. Aplicaron mucha presión. Fue realmente mucho más fácil para nosotros en la defensiva profunda".

Orton completó 28 de 40 pases para 369 yardas, lanzó una anotación y la intercepción a Spencer. Pero también fue capturado cuatro veces, dos por el tacle defensivo Justin Smith, y perdió el balón dos veces.

"Es una de esas cosas en las que hoy creamos muchos balones perdidos que realmente dieron oportunidades a nuestra ofensiva. Conseguimos puntos de prácticamente todos esos balones recuperados, así que pienso que realmente tuvimos la fórmula necesaria para ganar", dijo Spencer. "Aplicamos eso esta noche para proteger el balón a la ofensiva, y proteger los balones recuperados a la defensiva".

Jugando frente a más de 83,000 fanáticos en el Estadio de Wembley, los pequeños detalles sobre la preparación del juego hicieron la diferencia en la victoria.

Los hábitos de preparación de Smith fueron aplaudidos por entrenadores y compañeros toda la semana, y después de vencer a los Broncos en su primer juego como titular para los 49ers, su atención al detalle estuvo en exhibición para que todo mundo la observara.

Smith tuvo poco tiempo para prepararse, sólo tres días de práctica con la ofensiva del primer equipo para poder conseguirlo, y lo hizo. Trabajó después de la práctica con corredores y receptores para que pudieran ser capaces de improvisar si lo necesitaban y pagó dividendos.

En la primera serie anotadora de los 49ers en el cuarto periodo, Smith fue perseguido hacia afuera de la bolsa de protección y lanzó un pase profundo de 38 yardas sobre su pie derecho al ala cerrada Delanie Walker, que parecía como cualquier tipo de pase estilo Ave María que ves en un juego de football en un patio trasero.

Pero ese no fue para nada el caso, esta era el tipo de jugada en la que él y sus receptores habían trabajado.

"Troy se preparó muy fuerte esta semana. Continuó con nosotros después de la práctica y nos hizo trabajar más fuerte a nosotros también", dijo Walker sobre la jugada que puso en posición a Smith para su anotación de 1 yarda por tierra. "Sabía que él tenía confianza en mí y no lo iba a decepcionar".

Walker lideró a los 49ers con la marca más alta de su carrera con 85 yardas en recepción en cinco recepciones e hizo un gran papel reemplazando al ala cerrada Vernon Davis, quien vió agravarse su tirón en el tobillo durante el primer cuarto y no volvió al juego.

Smith también terminó el juego con números sólidos. Completó 12 de 19 pases para 196 yardas y una anotación, sin balones perdidos, terminando con un promedio como pasador de 115.2. Tan sólo en el cuarto periodo, terminó con 5 de 6 para 110 yardas.

"Pienso que se manejó bien a sí mismo", dijo el entrenador en jefe Mike Singletary, quien habló positivamente sobre las habilidades para improvisar de Smith.

Singletary dijo que no tenía prisa para nombrar a un titular para el siguiente juego de los 49ers, un duelo en casa el 14 de noviembre ante los St. Louis Rams, tras una semana de descanso. Los 49ers seguirán evaluando a Alex Smith, sobre su hombro lesionado y partirán de ahí.

El equipo volará de vuelta al Área de la Bahía proveniente de Londres el lunes, pero varios jugadores compartieron lo mucho que disfrutaron jugar en el viejo continente en el juego de la Serie Internacional del 2010.

"Me sentí muy cómodo, me sentí como en casa", dijo Crabtree. "Estuvimos aquí por una semana - fue algo grandioso".

"El viaje fue un viaje tremendo", agregó Troy Smith. "No he hecho otra cosa mas que pasar un gran momento desde que he estado aquí. Los fanáticos lo hicieron un buen momento".

Los 49ers tienen marca de 2-6 a mitad de la temporada, y ahora dos juegos debajo de los líderes de división, los Seahawks, en la columna de victorias. Hay trabajo por hacerse y los jugadores saben que cambiar sus fortunas será resultado de el trabajo duro.

Pero en una noche jugando frente al mundo, demostraron que no se rendirán, sin importar las circunstancias.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising