Roman en Casa con los 49ers

romansub212.jpg

El safety Mark Roman se gana la vida patrullando la secundaria, pero durante su tiempo libre en la temporada 2006, era comunmente encontrado en la santidad de la sala de juegos de los 49ers, defendiendo su reino como el campeón de Dominó de los jugadores.

"Soy el mejor y si alguien opina lo contrario, no estará diciendo la verdad", clama Roman, aunque admite haber perdido una vez ante el quarterback Shaun Hill.

"Me atrapó un día con la guardia abajo y desde entonces, huye de mí porque sabe que no puede ganar de nuevo".

Aunque hay algo de estrategia al jugar Dominó, en mayor parte se trata de la suerte de la mano y mientras esas posibilidades le van bien al jugar su juego favorito que no sea en el campo, Roman prefiere no arriesgar con su futuro esta pretemporada, firmando una extensión de contrato que lo mantendrá con los 49ers por los siguientes años".

"Se siente bien no estar en esta pretemporada con una cantidad de dudas y sin saber en dónde vas a terminar o qué está por ocurrir", dijo Roman. "Me gustan los jugadores, la gente en la organización, todos. Sentí que eso sería hacer lo correcto. Me sentí querido, y siempre se siente bien ser querido".

Ese no fue el caso de Roman en sus días finales como miembro de los Green Bay Packers. Roman firmó con ellos como un agente irrestricto en 2004 y rápidamente se ganó la posición estelar como safety. El se mantuvo en ese rol estelar en 2005, encabezando a sus profundos y empatando como segundo en el equipo para lo más alto en su carrera con 105 tackles. Roman también logró máximos en su carrera con dos intercepciones, ocho pases defendidos y dos balones sueltos recuperados.

Pese a sus contribuciones al equipo, Green Bay buscó afanosamente y firmó al safety de Seattle Marquand Manuel en la agencia libre. Roman solicitó ser cambiado y fue dejado ir eventualmente previo al incio de campamento de los Packers.

"Estaba en una situación en Green Bay en la que no me sentía realmente cómodo y no quería seguir ahí", dijo Roman. "Fue refrescante venir aquí y tener la posibilidad de empezar de nuevo. Ví que el equipo de entrenadores estaba interesado en mí, y que ellos apreciaban mi habilidad y algunas de las cosas que puedo hacer, y se convirtió en un lugar aún mejor para mí".

Parte de la bolsa de trucos de Roman para que el equipo de entrenadores de los 49ers se fijara en él fueron de hecho algunas de las cosas que puede hacer, o en otros términos, su versatilidad. En sus primeras dos temporadas en la liga con los Cincinnati Bengals, Roman pudo iniciar como esquinero, para después cambiar a la posición de safety estelar por otras dos temporadas.

Roman trabajó en ambas posiciones para los 49ers para eventualmente ganarse el puesto titular como safety fuerte. Terminó la temporada con 50 tackles, 8 pases defendidos, 1 captura, un balón suelto forzado y recuperado, además de una oportuna intercepción que ayudó a los 49ers en su sorprendente victoria como visitantes sobre los Seahawks.

Su rápida habilidad de entender la defensiva de los 49ers combinada con su versatilidad para jugar múltiples posiciones han indudablemente añadido a la experiencia de Roman en la NFL, pero también hay algo que decir para llegar a un camino. Ese deseo de continuidad en su carrera jugó un papel significativo en su decisión de volver a firmar en lugar de esperar a probar las lucrativas aguas de la agencia libre.

"He estado aprendiendo nuevas defensivas por los últimos seis años, y sólo he estado en la liga por siete años, así que lograr algo en donde voy a estar por un largo periodo de tiempo fue un peso retirado de mis hombros", dijo Roman. "Quería una oportunidad de quedarme y crecer con esta defensiva. No podía dejar ir eso".

Roman también quería ver y experimentar los frutos de su labor, creyendo con el corazón que aunque en la temporada 2006 se quedaron cortos, la división, postemporada y Campeonato están ahí para ser logrados.

"He visto los cambios que están ocurriendo aquí y quiero quedarme aquí y ser parte de eso", dijo Roman. "Me recuerda cuando estaba en Cincinnati porque terminamos con marca de 8-8 y partí a Green Bay, pero ellos después fueron a la postemporada. Me sentí como que hubiera querido estar ahí para eso, no sólo iniciarlo sino concluirlo, y ahora sé que tengo la oportunidad para eso aquí. Sé a dónde se enfila este equipo y sé que puedo ayudarnos a llegar ahí".

Con ese propósito en mente, Roman planea pasar su pretemporada entrenando y preparándose, incorporando nuevos trucos que aprendió la temporada pasada de los veteranos Walt Harris, Jeff Ulbrich y Bryant Young.

Ulbrich dejó a Roman enganchado en el hecho de añadir suplementos a su dieta esta temporada, mientras que Harris y Young reforzaron la importancia que tiene el cuidar el propio cuerpo.

"Uno constantemente aprende nuevas cosas en este negocio", dijo Roman, quien cree que sólo ha rascado la superficie de lo que puede hacer en el campo. "Nunca creí en los suplementos, pero empecé a tomarlos y me sentí como me recuperaba más rápidamente y lo alto que estaba mi nivel de energía. Eso es algo que añadiré a mi rutina de entrenamiento porque quiero estar en la mejor forma, en la mejor condición mental, física y espiritualmente que pueda estar para prepararme y competir por el Campeonato el próximo año.

Esas altas metas son más que sólo palabras para el veterano defensivo de siete temporadas. Tan pronto como la temporada 2006 terminó, Roman estaba tan convencido que puso sus expectativas por escrito.

"Yo generalmente escribo mis metas para el próximo año tan pronto como termina la temporada, y ya sea que las alcance o no, son una guía para mí", dijo Roman. "Si no las escribes, te olvidarás y quedarán en el camino. Así que las pongo en tinta y las miro de vez en vez cuando las cosas se pones difíciles, y reflexiono sobre ellas. Siempre habrá obstáculos en el camino, pero me gusta recordar a dónde debo dirigirme".

Pero con su futuro asegurad en San Francisco y sus planes de pretemporada firmes y en su lugar, un camino suave parece esperar a este talentoso jugador que se estableció a sí mismo en la alineación de los 49ers esta temporada. Bueno, exceptuando algunas olas de soledad en lo que se refiere a su competencia de Dominó.

"Durante la temporada, no siempre tienes buenos días, pero cuando puedes jugar Dominó con los muchachos y hacer una broma o compartir tus problemas, eso realmente alivia la tensión", dijo Roman. "Definitivamente extrañaré eso por los siguientes meses, pero obtuve los números telefónicos de todos y estaré hablándoles".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising