Los Saints Explotan Ante Los 49ers

lmoorevertsub.jpg

Los 49ers estuvieron sobre Reggie Bush durante todo el juego, pero resultó que fue otro el corredor por el que debieron preocuparse en la derrota 31-17 de este domingo ante los Saints.

Al iniciar el partido, Bush era el líder receptor y por tierra de los Saints, pero los 49ers le permitieron sólo 38 yardas totales durante el día.

Saliendo de una cirugía reconstructiva en la rodilla, Deuce McAllister había sido usado esporádicamente en las primeras tres semanas. No así este domingo, con 20 acarreos para 73 yardas y una recepción de 10 yardas para conversión de tercera oportunidad.

"Tú siempre tienes que tener en cuenta a los jugadores que tienen, y a los capaces de hacer jugadas grandes, y Deuce McAllister es uno de ellos", dijo el linebacker Manny Lawson. "Deuce es un duro corredor, tiene buena visión y es un tipo de estructura pesada. Tienes que envolverlo. Cuando los ves en video, por supuesto que quieres enfocarte en Drew Brees y Reggie Bush, pero no te puedes olvidar de los otros hombres que pueden venir y ayudar".

Las estadísticas de McAllister no fueron deslumbrantes, pero el pudo proveer a la ofensiva terrestre de New Orleans, ubicada 28 en la liga, la credibilidad que necesitaban, y eventualmente poder llevar a grandes ganancias en el ataque aéreo.

En la primera serie de los Saints, los linebackers Takeo Spikes y Joe Staley fueron enviados en cargas retardadas para forzar dos pases incompletos de Drew Brees. Los cuatro frontales provocaron presión en la segunda serie también con Spikes consiguiendo una intercepción.

A medida que el juego avanzó, la presión se secó, y el ataque aéreo explosivo de Brees y los Saints demostró ser letal, incluso sin jugadores clave como Jeremy Shockey o Marques Colston en la alineación.

Era un hecho, el líder pasador de la NFL iba a conseguir sus yardas, pero una secundaria de los 49ers que no había permitido a sus oponentes más de 200 yardas por pase, prácticamente entregó ese tanto - 195 - en tan solo el primer medio. Al final del juego, Brees había acumulado 363 yardas con tres anotaciones y un promedio de QB de 116.7.

"Tuvo un buen juego, no puedes quitarle ningún mérito", dijo el esquinero Nate Clements. "Hizo los lanzamientos correctos, así como las lecturas adecuadas. Defensivamente nosotros no jugamos de la forma en que somos capaces. Ellos nos dominaron hoy. Tuvimos errores y ellos nos hicieron pagar por ellos".

Uno de esos errores ocurrió cuando Clements y el profundo Mark Roman permitieron que Devery Henderson los superara para una jugada de 81 yardas en el cuarto periodo. El profundo Michael Lewis los mantuvo fuera en esa con un balón suelto forzado en la línea de gol en una jugada de 4ta. y 1 que fue recuperado por el linebacker Patrick Willis.

"Yo solo estaba tratando de hacer jugadas, de conseguirnos una oportunidad", dijo Lewis, quien también tuvo un par de pases interrumpidos en el día. "Pero como secundaria, dimos demasiadas jugadas que desearíamos tener de vuelta. Eso es decepcionante porque nos enorgullecemos de ser la mejor secundaria en la liga. Fue uno de esos días en que las cosas no estaban saliendo bien".

Eso no pudo ser más evidente que en una jugada en el tercer cuarto en la que inicialmente parecía que no habría oportunidad mas que de un robo defensivo de los 49ers. Aunque Lewis tenía hecha la cobertura adecuada, Robert Meachem consiguió bajar el balón para una recepción de 52 yardas que llevaría eventualmente a un acarreo de anotación de McAllister de 1 yarda, y una ventaja de 28-9 temprano en el cuarto periodo.

"Como defensivo profundo siempre debes atacar el balón. Yo cometí un error", dijo Lewis. "Debí haber atacado el balón. Estaba esperando a que el balón bajara. Esa jugada fue una dura para mí porque leí la jugada, y todo estuvo perfecto para conseguir la intercepción, y ellos terminaron atrapando el balón".

Brees conectó con nueve objetivos distintos en el transcurso del partido, aunque la mayoría de ellos fueron dirigidos al receptor Lance Moore, quien terminó con 7 recepciones para 101 yardas y dos anotaciones. Su segunda, de 33 yardas, dio tranquilidad a los Saints con una ventaja 14-3 con tres minutos por jugarse en la primera mitad.

Otro largo pase de anotación de 47 yardas a Meachem, extendió la ventaja de los Saints a 21-6 en el medio tiempo.

Los 49ers habían tomado una ventaja de un gol de campo en su primera serie ofensiva del juego, con un gol de campo de 47 yardas de Joe Nedney, pero goles de campo fue lo único que pudieron conseguir en sus primeras tres posesiones anotadoras.

"Cada vez que pateas un gol de campo es frustrante. Es nuestro trabajo conseguir puntos - anotaciones", dijo J.T. O'Sullivan. "Cada vez que pateas un gol de campo, vas a estar a disgusto, especialmente cuando son tres consecutivos porque no logras anotar. Movimos el balón, pero no conseguimos anotaciones pronto".

La frustración se convirtió en impotencia, cuando O'Sullivan lanzó intercepciones en la zona de anotación en dos series de forma consecutiva durante la segunda mitad.

"Obviamente no puedes entregar el balón", dijo O'Sullivan. "No puedes lanzar intercepciones en esa zona. Ahí empieza todo".

Se tomó todo el juego hasta cuatro minutos antes de finalizar para que los 49ers pudieran alcanzar la zona de anotación con un pase de 5 yardas de O'Sullivan a Isaac Bruce.

Arnaz Battle, quien lideró los esfuerzos como receptor con 7 balones para 120 yardas recibió una interferencia en la serie anotadora, ganando 43 yardas en esa penalización. También recibió un pase de 36 yardas de O'Sullivan a la yarda 5.

Obligados a intentar empatar, Frank Gore finalizó con sólo 16 acarreos para 82 yardas y un promedio de 5.1 para los 49ers. También consiguió la conversión de dos puntos en un pase rápido tras la recepción anotadora de Bruce, pero los 49ers aún estaban abajo 28-17. El intento de patada corta fue recuperada por New Orleans y llevó a un gol de campo de 31 yardas de Martin Gramatica para sellar la victoria de los Saints.

O'Sullivan completó 18 de 36 pases para 257 yardas, dos intercepciones, una anotación y promedio de QB de 59.6. También fue capturado seis veces, perdiendo el balón una ocasión en su propia yarda 32. Ese balón perdido llevó a la primera anotación de New Orleans en el juego.

"Obviamente, él tampoco jugó bien", dijo Nolan sobre su quarterback. "Pero en mi opinión, ninguno jugó bien hoy. Puedes desmenuzar todo lo que quieres, poner lo que quieras aquí o allá, pero simplemente no jugamos bien. Es bastante claro. Así que haganlo, todos tendrán una visión diferente sobre este".

Fin de la historia, los 49ers perdieron y están de nuevo en .500 con un récord de 2-2.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising