Los Chiefs Superan a los 49ers 31-10

092610-Smith-Header.jpg

KANSAS CITY, Mo. – La diferencia en la derrota 31-10 de los 49ers este domingo, fue mantener posesiones y hacer jugadas grandes. Kansas City hizo justamente eso; los 49ers no.

Los Chiefs usaron a sus jugadores explosivos temprano y con frecuencia, lo que a cambio generó un fluido ataque ofensivo en su victoria en el New Arrowhead Stadium.

Kansas City no consiguió tener a un corredor con más de 100 yardas ante la defensiva terrestre de los 49ers, pero tanto Jamaal Charles (12 acarreos, 97 yardas) y Thomas Jones (19 acarreos, 95 yardas y una anotación), ciertamente quedaron tan cerca como es posible.

"Ellos ejecutaron jugadas. Nosotros no", dijo el entrenador en jefe Mike Singletary después de que su equipo perdiera por tercera semana consecutiva.

El receptor abierto novato Dexter McCluster también ayudó significativamente, recibiento tres pases para 69 yardas y una anotación. El receptor abierto Dwayne Bowe y el ala cerrada Tony Moeaky, ambos recibieron pases de anotación igualmente.

Después de que los dos equipos intercambiaron intercepciones en el segundo cuarto, los Chiefs se pusieron primero en el marcador, consiguiendo tras la intercepción de 31 yardas de Brandon Flowers una anotación en un pase de 31 yardas de Matt Cassel a McCluster en la siguiente jugada desde la línea de golpeo.

Una vez que Kansas City tomó la ventaja, fue suya por el resto del juego.

La ofensiva de Kansas City dio a la defensiva de los 49ers aún más problemas en el tercer cuarto, cuando Thomas Jones recibió el balón del centro, se lo entregó a McCluster, quien lo lanzó a Cassel, para que el quarterback pudiera lanzar un pase de 45 yardas para anotación a Bowe.

El éxito de la formación en la primera parte del juego en una conversión de cuarta oportunidad jaló a la defensiva de los 49ers en el pase de anotación y permitió a Cassel bombear el balón en su pase profundo antes de que los 49ers pudieran alcanzar a Bowe en la zona de anotación.

En su siguiente posesión del tercer cuarto, Kansas City marchó por 61 yardas en ocho jugadas para anotar en una impresionante recepción de 18 yardas por Moeaki, quien consiguió el balón con solo su mano derecha. La anotación marcó la primera actuación de tres anotaciones para Cassel portando el uniforme de Kansas City. Terminó el juego con 16 de 27 para 250 yardas.

Los Chiefs frecuentemente encontraron espacio para correr, especialmente en los pases pantalla. Los Chiefs utilizaron sus armas para conseguir 21 primeras oportunidades, 250 yardas por pase de Cassel y 207 yardas por tierra, justamente lo opuesto a la producción ofensiva de los 49ers que finalizó con 11 primeras oportunidades y 251 yardas netas.

"Ciertamente, hay mucho que mejorar", dijo el quarterback Alex Smith en un día en el que ni él ni la ofensiva de los 49ers pudieron ganar tracción en un complicado ambiente como visitantes. "Ellos nos dominaron".

Smith fue capturado cinco veces, tres de las cuales fueron propinadas por el linebacker de los Chiefs Tamba Hali. El juego terrestre tampoco estuvo mucho mejor.

Frank Gore fue cubierto la mayor parte del día por tierra, promediando apenas 2.9 yardas por acarreo, pero hizo un mayor impacto en el juego aéreo. COnsiguió la marca más alta del juego con nueve recepciones para 102 yardas.

"Ellos jugaron un gran partido", dijo Gore. "Simplemente no pudimos conseguir ritmo".

La recepción de 41 yardas en el cuarto periodo puso en posición una para una recepción de 12 yardas para anotación de Josh Morgan en la última jugada del partido. La anotación no importa, sino el resultado. Los 49ers están ahora 0-3.

Muy semejante a la derrota para abrir la temporada ante Seattle, el primer cuarto no indicó que un colapso ocurriría.

A mediados del periodo inicial en un partido sin puntos, el esquinero Shawntae Spencer interceptó su primer pase de la temporada. Spencer se adelantó a un pase de Cassel por la línea lateral dirigido a Bowe, pero los 49ers no pudieron capitalizar el cambio de posesión.

Ellos fallaron en capitalizar en muchos otros sentidos.

Los 49ers dieron el balón de vuelta a Kansas City cuando el pase de Smith intentado para Michael Crabtree fue desviado por el esquinero Brandon Flowers, quien pateó el balón hacia sí mismo cuando estaba cayendo al campo. El afortunado rebote pagó dividendos cuando Cassel acertó en su primer pase de anotación del día con McCluster, y Kansas City continuaría sin problemas desde ahí.

Los 49ers parecieron responder moviendo el balón a territorio de Kansas City gracias a un par de recepciones de Crabtree. Pero una jugada de los 49ers en tercera oportunidad desde la yarda 33 de los Chiefs fue bien defendido por la defensiva, obligando a Smith a lanzar el balón fuera. Joe Nedney convirtió un gol de campo de 51 yardas para capitalizar la serie de ocho jugadas para 45 yardas.

Fue la única anotación que los 49ers obtendrían por algún tiempo, ya que la tardía anotación de Morgan fue la otra única anotación.

El pateador de los Chiefs, Ryan Succop, no pudo responder al gol de campo de Nedney en la siguiente serie, fallando en un intento de gol de campo de 38 yardas, pero haría más tarde una patada de 32 yardas para dar a Kansas la ventaja 10-3 para cerrar la primera mitad.

Los Chiefs añadieron a su ventaja con pases de anotación de Cassel a Bowe y Moeaki en el tercer cuarto, y un acarreo de 3 yardas para anotación de Thomas Jones en el cuarto periodo, capitalizando otra frustrante actuación como visitantes para los 49ers.

"No ejecutamos ni a la ofensiva ni a la defensiva", dijo Singletary. "Tenemos que evaluar el video y tomar algunas decisiones en adelante".

Claramente decepcionado sobre el resultado del juego del domingo, el vestidor de los 49ers estaba completamente en silencio al terminar. Los jugadores sabían que el marcador no reflejaba lo que el equipo puede jugar, pero sólo el resultado final importa.

"Esa es nuestra situación ahora. Tenemos que ver el video, corregir nuestros errores y estar listos para ponernos a trabajar para otro juego ante Atlanta", dijo el linebacker Joe Staley. "Tenemos mucho trabajo por hacer. Nos hemos puesto a nosotros mismos en un pequeño hoyo. Eso duele. Pero aún tenemos mucho football por jugar".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising