Los Balones Perdidos Llevan a los 49ers a la Perdición

keaseyto.jpg

Los balones perdidos llevaron a los 49ers a la perdición, en la derrota en casa en el juego inaugural 23-13 ante los Arizona Cardinals, no precisamente el tipo de inicio de año nuevo que Mike Nolan y su equipo planearon.

En total los 49ers perdieron cinco balones, incluyendo cuatro a la ofensiva y uno en equipos especiales.

"Sé que somos un mejor equipo que esto", dijo el corredor Frank Gore. "Tenemos que empezar más rápido, eliminar nuestros errores. Aún así jugamos duro, peleamos, pero los errores nos hirieron profundamente. No puedes ganar en esta liga con ese tipo de errores".

Después de una serie de tres jugadas sin éxito para iniciar el juego y un gol de campo de Arizona en su serie inicial, Gore fue el primero en poner el balón en el pasto cuando corrió detrás del guardia Tony Wragge. Afortunadamente Adam Snyder lo recuperó para San Francisco, pero en la siguiente jugada, el corredor de poder Zak Keasey recibió un pase corto al medio y lo perdió cuando Darnell Dockett se impactó con él. En esta ocasión, fue Arizona quien lo recuperó en la yarda 11 de los 49ers.

Los Cardinales buscaban conseguir un primero y diez en la yarda 1 en tercera oportunidad, hasta que el tacle Mike Gandy llegó al contacto tarde para una falta de 15 yardas. Neil Rackers falló su intento de gol de campo de 35 yardas, permitiendo a los 49ers esquivar al menos una bala.

La recepción de 16 yardas del receptor abierto Bryant Johnson ante su pasado equipo en la siguiente serie ofensiva, movió al equipo a territorio de Arizona, y Gore la llevó desde ahí con una explosiva escapada de 41 yardas a la zona de anotación para llevar a los 49ers a tomar la ventaja.

"La línea hizo un gran trabajo, los receptores hicieron un gran trabajo, y pude leerlo bastante bien", dijo Gore. "Estaba completamente abierto y pude entrar. Creemos como ofensiva que podemos hacer una jugada grande como esa en cualquier momento. Yo pensé que tendríamos un gran día en ese punto".

Desafortunadamente, fue Arizona principalmente quien hizo las jugadas grandes y quien disfrutó de un gran día.

El profundo Adrian Wilson interceptó a J.T. O'Sullivan en la siguiente serie, y entonces Bertrand Berry le provocó un balón suelto en el segundo cuarto, finalizando con tres balones perdidos en la primera mitad.

"Cuando tienes esa clase de promedio de balones perdidos, el porcentaje de victoria va cayendo con cada balón perdido", dijo O'Sullivan, quien terminó con 14 de 20 para 195 yardas en su primer inicio en temporada regular en la NFL. "Puedes decir que inicia y termina con eso, pero nuestra defensiva nos dio la oportunidad temprano en el juego al conseguir detener. Tenemos que salir ahí, obviamente, y no entregar el balón y conseguir anotaciones".

Tal y como dijo O'Sullivan, Arizona no consiguió puntos en esos balones perdidos de la primera mitad, pero Kurt Warner y la ofensiva de Arizona eventualmente armaron una serie de anotación de 6 jugadas para 58 yardas. Warner disparó un pase profundo a Steve Breaston a la yarda 1, para una jugada de 40 yardas, y después flotó uno de 1 yarda para anotación dirigido a Larry Fitzgerald, iniciando el segundo cuarto, para recuperar una ventaja de 10-7.

Casi al final de la primera mitad, O'Sullivan comandó una serie de 9 jugadas para 69 yardas, consiguiendo un gol de campo tras un pase incompleto en 3ra. y 1 dirigido a Josh Morgan. El gol de campo de 39 yardas de Joe Nedney consiguió empatar el partido de forma destacada con 10 puntos cada equipo, pese a los balones perdidos.

"Empezamos mal y pudimos recuperarlo al final del primer medio, y la defensiva nos ayudó al detenerlos después de nuestros errores", dijo Gore. "Pero su ofensiva como que tomó el control de nosotros en la segunda mitad".

No hubo un "como que" sobre eso. Arizona tomó el control firmemente del juego con una dominante segunda mitad del juego, permitiendo a la ofensiva de los 49ers poseer el balón apenas un poco más de siete minutos en los últimos dos cuartos.

Anquan Boldin, quien no recibió ningún pase en la primera mitad, consiguió tres en la primera serie del tercer cuarto, de 14, 15 y 18 yardas para ayudar a los Cardinals a avanzar a la yarda 8.

"Ellos hicieron ajustes en el medio tiempo y encontraron la forma de hacerle llegar el balón", dijo sobre Boldin el esquinero Nate Clements. "Pareció que ellos fueron capaces de buscarlo a él en la segunda mitad".

El linebacker Parys Haralson consiguió su captura 2.5 del día para negarle a Kurt Warner la zona final, pero un gol de campo de 31 yardas de Rackers recuperó la ventaja de Arizona con marcador de 13-10.

Después de su gol de campo, Rackers continuó con una patada corta intencional hacia su derecha, que fue perdida por Takeo Spikes y recuperada por Arizona en la 33, el cuarto balón perdido del juego.

"Ellos patearon y yo la solté. Simplemente es eso, sin más que agregar", dijo Spikes.

Una jugada de presión al quarterback de Haralson y Ray McDonald común y corriente que parecía llevar a otro intento de gol de campo, terminó siendo marcada como una falta de McDonald sobre el quarterback, colocando a Arizona con cuatro intentos desde la yarda 11.

"Me sorprendió como a todos los demás", dijo McDonald, refiriéndose a los fuertes abucheos que los fans propinaron tras ver la repetición. "Pensé que lo había evitado, pero los arbitros dijeron lo contrario. Ese fue un gran cambio en el juego. Ellos hubieran tenido que patear un gol de campo".

En lugar de eso, Arizona anotó en un acarreo de 2 yardas del novato Tim Hightower, cuando optaron jugársela en 4ta. y gol.

Abajo 20-10 con 3:57 por jugarse en el tercer periodo, la ofensiva de los 49ers finalmente tuvieron su primera oportunidad de ingresar al campo en la segunda mitad. El receptor abierto Arnaz Battle ayudó a encender unaa serie de 13 jugadas con una recepción de 16 yardas en el tráfico con un movimiento acrobático para permanecer de pie y convertir la jugada de 3ra. y 11. Gore y DeShaun Foster acarrearon a los 49ers hasta la yarda 12 de Arizona antes de ser frenados y preparar un gol de campo de 30 yardas de Nedney para ponerse a sola una anotación de diferencia con 12:05 por jugarse.

Arizona respondió con una serie de más de 10 minutos que incluyó conversiones de una 4ta. y 1 y dos de 3ra. oportunidad, antes de que la defensiva los detuviera en la yarda 8. El gol de campo de 30 yardas de Rackers después de la marca de los dos minutos, finalizó una serie de 18 jugadas para 62 yardas, y puso el juego con diferencia de dos anotaciones.

Las esperanzas de conseguir un regreso, terminaron rápidamente con la captura de Travis LaBoy que provocó un balón suelto de O'Sullivan.

"Tuvimos otra oportunidad de hacer algo al final del juego y tuvimos otro balón perdido", dijo Staley. "Eso es decepcionante, porque cuando tienes una oportunidad, tienes que hacer algo con ella".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising