Los 49ers Derriban a los Cardinals en Tiempo Extra

Los 49ers rompieron una racha de ocho juegos perdidos con un juego florido, reteniendo el aliento en un gol de campo para ganar el juego de 32 yardas que Neil Rackers falló, y después maniatando a los Cardinals a una derrota 37-31 en tiempo extra cuando Ron Fields capturó a Kurt Warner provocando un balón suelto que Tully Banta-Cain rápidamente introdujo en la zona de anotación.

"Podías haber jurado que acabábamos de ganar el Super Bowl por la forma en que estábamos celebrando", dijo Banta-Cain sobre la reacción posterior al juego en los vestidores.

Fue un salvaje final en un juego iluminado por explosivas jugadas en donde la ventaja estuvo de ida y vuelta como un niño en un jardín de juegos y que parecía haber sido cerrado por Arizona en la ofensiva previa cuando Rackers acertó en un gol de campo de 27 yardas. Un retraso de juego eliminó esa jugada y desperdició la jugada de pase de 62 yardas de Warner a Sean Morey que parecía haber asegurado la victoria para los Cardinals.

"Se siente impresionante", dijo el entrenador en jefe MIke Nolan sobre la emocionante victoria. "Se siente muy bien. No puedo decirte lo bien que se siente. Ese juego fue uno de altas y bajas. Como dicen, 'Trabaja como si dependiera de tí y reza como si dependiera de Dios'. Creo que estábamos haciendo ambas".

Warner se dió un banquete con la defensiva de los 49ers con 484 yardas por pase en la noche, incluyendo un pase ave maría a Larry Fitzgerald para irse 21-17 arriba en el medi tiempo y una serie de sólo pases de 84 yardas para ubicar a Rackers en un gol de campo de 19 yardas que empató el juego al final del tiempo regular. Al cierre, fueron los cuatro balones recuperados por la defensiva de los 49ers los que inclinaron el resultado pese a las 552 yardas de ofensiva total de Arizona.

"Creo que los balones recuperados fueron los que inspiraron a nuestra ofensiva cuando entraban en el campo y de vuelta nuestra ofensiva inspíró a todos cuando obtuvieron los puntos", dijo Nolan. "La jugada de Nate Clements, golpeando el balón en ese pase rápido fue una impresionante jugada. Como todos sabemos, Arizona ha tenido 10 balones recuperados en favor de su defensiva las últimas dos semanas y habían ganado ambos juegos".

Una joven ofensiva de los 49ers inició la temporada creyendo que tenían gran potencial de juego, pero fue el veterano de largo tiempo de reemplazo Trent Dilfer quien tomó el control y lo hizo ocurrir. Dilfer terminó la noche con promedio de QB de 99.9, completando 25 de 39 para 256 yardas, dos anotaciones y cero intercepciones.

"Trent es muy inteligente y sabe como llevar las reuniones", dijo Frank Gore. "Incluso antes de las jugadas, el te dirá 'busca esto', o busca por aquello'. Eso realmente te ayuda allá afuera".

El primer pase de anotación de Trent Dilfer llegó al final del primer cuarto en un pase de 2 yardas a Vernon Davis que fue preparado al inicio por la primera de dos intercepciones de Walt Harris. La atrapada de Davis empató el marcador a 7 tras una serie de apertura de anotación de 8 jugadas para 92 yardas de Arizona.

"Fue un pase justo, ellos detuvieron al corredor de poder en el plano y Vernon hizo un gran trabajo - el chico se está haciendo mejor cada semana", dijo Dilfer. "Tenía un pequeño espacio en el cual lanzar ese pase y lo hice alto y fuerte y Vernon hizo un buen trabajo finalizando la jugada".

Dilfer también conectó con Arnaz Battle en un pase corto que el receptor se llevó 57 yardas para anotar al adelantarse a Antrel Rolle y después venciendo a Oliver Celestin en una carrera a la zona de anotación. La serie de cuatro jugadas para 88 yardas permitió a los 49ers recuperarse de la desventaja de 21-17 del medio tiempo y tomar una ventaja de tres puntos en el tercer cuarto.

"Antrell Rolle entró en mal ángulo", dijo Battle. "Si el balón hubiera ido a la parte interna, podría haberlo interceptado, pero Trent puso el balón en un gran lugar, lo puso en la parte externa. Logre hacer la recepción, tuve bloqueos clave en el fondo del campo y pude hacer la jugada".

Arizona recuperó la ventaja con la ayuda de uno que fuera jugador de los 49ers, en el quarterback Tim Rattay quien evitó una captura de Jeff Ulbrich y conectó con el ala cerrada Ben Patrick en la esquina izquierda de la anotación para aventajar 28-24 con 9:53 restando en el juego.

Los 49ers entraron en territorio de Arizona pero los Cardinals lograron detener en un acarreo de Gore en 4ta. y 1 para cambiar de posesión con 5:43 por jugarse, pero Gore no iba a ser detenido.

Gore disfrutó de un gran juego, superando la marca de las 100 yardas por tierra por primera vez en la temporada en la siguiente ofensiva con una anotación de 35 yardas que coronó la serie de 6 jugadas para 70 yardas y dió a los 49ers una ventaja de 31-28 con 1:15 por jugarse.

"Sólo seguimos golpeando la roca", dijo Gore. "Seguimos golpeando, seguimos golpeando. Como que los desgastamos".

La ofensiva ubicada en último de la NFL logró mantenerse en el campo el tiempo suficiente para que Gore lograra 116 jugadas por tierra y lo más alto de su carrera con 11 recepciones para 98 yardas. Gore también disfrutó de una anotación tempranera en una clásica jugada de Gore para hacerlos fallar de 11 yardas.

"Le digo a Frank todo el tiempo, no solo nos alimentamos de su habilidad de hacer jugadas sino de su energía", dijo Dilfer. "Todos nos alimentamos de eso. En el juego aéreo es un arma valiosa. Ellos tienen algunos entrenadores en su lateran que han entrenado antes y saben que me gusta lanzar el pase profundo. No nos iban a dar eso y por lo tanto traté de darle el balón a Frank tantas veces como fue posible ya que no contaban con ello y cuando das el balón a tu mejor jugador, vas a tener algo de éxito".

Con todo y todo, Nolan lo llamó un esfuerzo de equipo con la ofensiva sumando 347 yardas netas y anotando 31 puntos, la defensiva logrando cuatro balones recuperados y una anotación, y los equipos especiales logrando un regreso de despeje de Michael Lewis de 51 yardas capitalizado con un gol de campo de 19 yardas de Joe Nedney para que los 49ers tomaran la ventaja por primera vez a principios del segundo cuarto.

"Se siente muy bien", dijo Gore. "Sabemos lo que tenemos en nuestro vestidor, la clase de hombres que tenemos, trabajamos muy fuerte en la práctica y finalmente las cosas salieron a nuestro modo. Jugamos juntos, jugamos como uno y fue una difícil victoria pero la tenemos. Tomaría una victoria de ese tipo cualquier día".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising