La Defensiva Consigue una Victoria

111209-lewis-int-header.jpg

El Entrenador en Jefe Mike Singletary dijo durante su conferencia de prensa del lunes, que él está en su mejor forma cuando su pared está contra la pared y los tiempos son difíciles. Aparentemente, la defensiva de los 49ers puede decir lo mismo.

La misma defensiva de los 49ers que no había conseguido una intercepción desde la Semana 5 ante los Atlanta Falcons, no tuvo una, ni dos, sino cinco intercepciones ante Jay Cutler y los Chicago Bears.

"Salimos allá afuera a demostrar de qué está hecha esta defensiva", dijo el profundo Dashon Goldson, quien tuvo la tercera de las cinco intercepciones de los 49ers. "Al inicio de los año en el campamento de entrenamiento, señalamos la importancia de los balones recuperados y cada día practicamos series para ese fin. Hoy era una gran oportunidad para nosotros, de salir en casa tras cuatro derrotas consecutivas. Sabemos lo que podemos hacer y lo demostramos allá afuera".

Los 49ers necesitaron de cada una de las cinco intercepciones para conseguir una muy necesaria victoria, incluyendo la intercepción de Michael Lewis en la zona de anotación para terminar el juego, en un pase de Cutler dirigido al ala cerrada Greg Olsen.

"Nuestro entrenador de defensivos profundos hizo un buen trabajo ayudándonos con nuestras claves y nos dijeron que Olsen es una gran amenaza en la zona de anotación", dijo Lewis. "A ellos les gusta jugar vertical en gran parte, y yo estaba jugando la ruta vertical, y por supuesto, los tuvimos".

Mientras que los balones recuperados ayudaron a concluir el juego, también ayudaron a los 49ers en el marcador. En el segundo cuarto, Cutler buscó conectar con el receptor Devin Hester quien resbaló en su corte. El esquinero de tercer año Tarell Brown se paró al frente de él y consiguió su primera intercepción de la temporada. Cambiando a modo de regreso de patada después de la intercepción, Brown dirigió el tráfico y siguió excelentes bloqueos de Goldson y Shawntae Spencer hasta la yarda 14 de Chicago.

"Yo simplemente estaba tratando de hacer una jugada importante", dijo Brown. "Los muchachos me dijeron que debí haberme quedado del lado izquierdo, pero yo estaba tratando de utilizar mis antiguas habilidades como corredor".

En la primera jugada tras la intercepción de Brown, los 49ers le dieron el balón al corredor Frank Gore, quien siguió un enorme hueco entre Adam Snyder y Chilo Rachal para poner arriba a los 49ers, 7-0.

Y Brown no fue el único jugador de los 49ers que trató de demostrar sus habilidades ofensivas el Jueves por la noche.

Cuando los Bears estaban amenazando temprano en el segundo cuarto, el tacle nariz Aubrayo Franklin salió de su posición al medio de la línea, y capturó el pase de Cutler frente al receptor de los Bears.

"Sabía que yo tenía esas manos", dijo Franklin. "Nadie pensó que saldría de ahí a cubrir. Tuve la bendición de hacer esa jugada".

Incluso los defensivos profundos de los 49ers se mostraron impresionados por la habilidad de Franklin para recibir ese pase. Después de todo, era la primera intercepción en la carrera de Franklin.

"Eso salió de la nada", dijo Goldson. "No sabía que tenía esas manos. Lo ví retrasándose a cubrir un par de veces, pero no la lanzaron en su camino. Sacó el mejor provecho de esa oportunidad. Estoy feliz for él".

Al igual que Brown, Franklin también lució ansioso por recorrer el campo cuando el liniero de 317 libras trató de dar vuelta a la esquina.

"Despues de sus primeros dos pasos, pensé que conseguiría algunas yardas", dijo el profundo Mark Roman, quien también consiguió una intercepción por su parte. "Entonces para ese tercer o cuarto paso, pensé 'Aw, está por caer al campo'".

Incluso sin que se haya convertido en un regreso de 98 yardas para Franklin, fue una noche tremenda para la defensiva. Fue la primera vez desde un juego de 1997 ante los New Orleans Saints que los 49ers interceptaron al menos cinco pases.

"Es gracioso, porque he estado en un equipo que ha interceptado cinco anteriormente", dijo el linebacker Matt Wilhelm. "Cuando estaba en San Diego, creo que interceptamos a Peyton Manning cinco veces. Es una noche especial. Nadie estaba encendiendo el marcador de ningún lado del balón. Para mí, esta es mi primera victoria como 49er así que estoy emocionado".

El resto de la defensiva estaba igualmente emocionada, esperando mantener el momento al entrar a la segunda mitad de la temporada.

"Hemos dado un paso simplemente", dijo Lewis. "Vamos a continuar peleando, continuar creyendo en el sistema y creyendo en el entrenador Singletary. Él va a liderarnos".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising