On Now
Coming Up
  • There are no Events to display in this category.

News & Events

Print
RSS

Los 49ers Caen 34-31 en Super Bowl XLVIII

Posted Feb 3, 2013



NEW ORLEANS – Perdiendo por tanto como 22 puntos ante los Baltimore Ravens, los San Francisco 49ers proporcionaron un rápido regreso en el que todo lo que se puso en el camino de ganar el sexto Super Bowl de la franquicia fueron cinco yardas.

Los 49ers tenían en balón en primera y gol en la línea de la yarda 7, perdiendo por cinco puntos con dos minutos por jugarse en el Super Bowl XLVII, pero el equipo no pudo entrar en la zona de anotación.

Michael Crabtree compitió para recibir el balón en una anotación en cuarta oportunidad, pero no pudo entrar a final de la zona de anotación para hacer la jugada. HUbo contacto con un profundo de los Ravens, pero no se marcó nada.

"Al final del juego, terminó de esa forma", dijo un solemne Crabtree en una noche en la que recibió cinco pases para 109 yardas, incluyendo una anotación de 31 yardas que ayudó a iniciar el regreso de San Francisco. "Hubo mucho contacto… Así es como ocurrió".

"Es frustrante", añadió Crabtree. "Es el Super Bowl".

Los Ravens eligieron correr por la mayor parte de los restantes 1:46 del reloj antes de tomar un safety con cuatro segundos restantes en el juego. Ted Ginn Jr. recibió la patada libre de Baltimore, pero fue taceado después de una devolución de 31 yardas para terminar el intento de regreso de una forma definitiva.

Ningún equipo en la historia de Super Bowl había ido perdiendo por más de siete puntos para ganar, la mayor cantidad de puntos en la que un equipo regresó de un déficit en cualquier Super Bowl, eran 10 puntos.

"Queremos manejar esto con clase y estilo", dijo Jim Harbaugh. "Tuvimos una gran cantidad de oportunidades en el juego. No tuvimos nuestro mejor partido. Los Ravens hicieron muchas jugadas. Nuestros muchachos batallaron para regresar. Competimos y luchamos por la victoria".

Los 49ers estuvieron abajo por 22 puntos detrás de Ravens, incluyendo un déficit de 15 puntos a la mitad del juego.

San Francisco, sin embargo, nunca se rindió. Después de una devolución para anotación de 108 yardas por parte de Jacoby Jones al inicio de la segunda mitad y un apagón de 34 minutos en el Superdome, los 49ers mantuvieron su determinación y consiguieron varias anotaciones en un esfuerzo que terminó en derrota, la primera en seis apariciones de Super Bowl.

"Realmente lo quería para nosotros", dijo el co-capitán defensivo Patrick Willis. "Quería traerlo de vuelta a la Bahía… Nos quedamos cortos. Estuvimos ahí, y nos quedamos cortos".

El juego en sí, presento varias jugadas memorables y el bizarro apagón para iniciar la segunda mitad. Sólo una pequeña cantidad de luz de la parte superior del Superdomo se aseguró que no se estuviera completamente a obscuras, pero el retraso pareció tener efecto en los 49ers de una forma positiva.

Los jugadores tenían que mantenerse sueltos durante la interrupción, algo que San Francisco experimentó ante los Pittsburgh Steelers la temporada pasada en Candlestick Park. El tacle del Tazón de los Profesionales Joe Staley, sintió que eso podía ser un buen signo, ya que los 49ers habían ganado un juego con un apagón previamente.

"Fue desafortunado que no lo consiguiéramos", dijo.

La ofensiva de San Francisco consiguió 23 primeras oportunidades y superó a los Ravens por 101 yardas (468-367), pero costosas penalizaciones y dos balones perdidos en la primera mitad contribuyeron a la ventaja de Baltimore 21-6 en la primera mitad.

Incluso con una poco característica actuación en la primera mitad, los 49ers permanecieron positivos.

"Sabíamos que sí lográbamos detener un par de veces más a la defensiva, estaríamos de vuelta en el juego", dijo el profundo Donte Whitner. "Tenemos carácter en e vestidor, sabíamos que podíamos lograr una racha… Ellos hicieron una jugada más que nosotros (para ganar)".

San Francisco superó en puntos a Baltimore 25-13 en la segunda mitad gracias a pases dignos de jugadas destacadas por parte del quarterback de segundo año Colin Kaepernick, quien terminó el juego con 302 yardas aéreas.

"Pienso que estuvo haciendo buenos pases durante el juego", dijo Harbaugh.

Las jugadas grandes empezaron justo después el susto eléctrico.

Después de que ambos equipos intercambiaron despejes tras el retraso, Crabtree puso a los 49ers en la zona de anotación con una impresionante recepción de anotación de 31 yardas. El receptor de cuarto año absorbió un gran golpe por parte de defensivos de Baltimore y se abrió espacio a la zona de anotación.

Los 49ers finalmente habían alcanzado la zona de anotación con 22:20 por jugarse, y perdían por 15 puntos.

La defensiva de San Francisco forzó una serie de tres jugadas sin ganancia y los 49ers rápidamente alcanzaron la zona roja con un regreso de despeje de 32 yardas de Ginn Jr. Frank Gore capitalizó la serie con un acarreo de anotación de seis yardas, para poner el juego 28-20 con 4:59 por jugarse en el tercer cuarto.

La defensiva de los 49ers consiguió otra jugada de gran impulso pronto después.

El balón fue robado al corredor de los Ravens Ray Rice en la siguiente posesión, dos jugadas después de la anotación de Gore. El esquinero Tarell Brown consiguió sacar el balón y lo recuperó en la línea de la yarda 24 de Baltimore.

Eso llevó a un gol de campo de 34 yardas de David Akers que sería igualado más tarde por el pateador de los Ravens Justin Tucker, quien hizo una patada de 19 yardas después de que la defensiva de San Francisco se solidificara dentro de la yarda 1.

Kaepernick llevó a los 49ers a una serie anotadora inmediatamente. Terminó la serie con un acarreo de anotación de 15 yardas, pero no pudo encontrar a Randy Moss para la conversión de 2 puntos.

"Estábamos seguros de que lo íbamos a lograr", dijo Staley. "A veces así es como el football resulta. Nos quitamos el sombrero ante los Ravens, felicitaciones a ellos. Terminaron con más puntos de los que conseguimos nosotros".

Los errores de la primera mitad son gran parte de la razón por la que los 49ers fueron derrotados.

"Las cosas estaban funcionando en la primera mitad, simplemente no concluimos nuestras series", dijo Kaepernick. "Entregamos el balón un par de veces y esa fue la diferencia en el juego".

Los Ravens anotaron primero con un pase de anotación de 13 yardas de Joe Flacco a Anquan Boldin, quien se escapó de un par de defensivos de los 49ers para conseguir la recepción por la parte derecha. La serie anotadora de 6 jugadas para 51 yardas se llevó 2:29 del reloj. Así, de esa forma, San Francisco necesitaba responder.

Ellos hicieron justamente eso, marchando 62 yardas en una serie de 12 jugadas que llevó al gol de campo de 36 yardas de Akers.

Flacco, el Jugador Más Valioso del juego, continuó evitando la presión de los apoyadores de los 49ers, Aldon Smith y Ahmad Brooks haciendo pases mientras se encontraba en movimiento. El tacle defensivo Ray McDonald registró la primera captura de San Francisco en el juego, para una pérdida de 6 yardas que forzó un despeje de los Ravens.

Los 49ers se movieron a territorio de Baltimore en la siguiente serie, pero el primer balón perdido del juego tomaría lugar poco después cuando LaMichael James perdió el balón tratando de extender una jugada en la yarda 25 de Baltimore. San Francisco totalizó 120 yardas en ofensiva hasta ese punto, pero tenía sólo tres puntos para mostrar por ello.

"Crédito a los Ravens", dijo Brooks después del juego. "Ellos ganaron el juego, pero creo que nos vencimos nosotros mismos, cometimos muchos errores y nos quedamos cortos".

El balón perdido de James llevó a puntos para Baltimore. Flacco completó su segunda de tres anotaciones en la primera mitad, un pase de 1 yarda en una jugada de engaño al ala cerrada Dennis Pitta. Los Ravens usaron una serie anotadora de 10 jugadas para 75 yardas para extender su ventaja 14-3.

Entonces llegó la primera intercepción de Kaepernick, la primera lanzada en la historia por un quarterback de los 49ers en un Super Bowl. Un pase profundo intentado para Moss terminó en los brazos del profundo Ed Reed quien se quedó con el pase alto y lo devolvió hasta la yarda 38 de San Francisco.

Los Ravens parecían estar agregando a su ventaja con un intento de gol de campo de 32 yardas, pero una jugada de engaño fue cubierta de gran forma por Patrick Willis quien mantuvo su larga persecución lo suficiente para permitir que llegara ayuda defensiva del profundo Darcel McBath para taclear a Turner, el pateador Baltimore, 1 yarda corto de la marca de primero y diez.

"Pienso que fue irrespetuoso", dijo Willis sobre el engaño. "Como si pensaran que podían anotar a nuestra defensiva en cualquier momento".

Chris Culliver consiguió romper dos pases de forma consecutiva en la siguiente posesión de los Ravens, pero en tercera oportunidad, Flacco lanzó un pase profundo a Jones que consiguió superar la cobertura del esquinero de segundo año. Jones recibió el balón cayendo sobre su espalda, pero consiguió levantarse antes de ser tocado y corrió dentro de la anotación escapándose de Culliver para una anotación de 56 yardas.

Fue la jugada más larga permitida por la defensiva de los 49ers en toda la temporada. Como resultado, los Ravens ganaban 21-3.

En los últimos dos minutos, Kaepernick consiguió ganancias de 14 y 28 yardas al ala cerrada Delanie Walker, el segundo pondría a los 49ers en la zona roja.

Incapaces de convertir en una tercera oportunidad dentro de la 20, los 49ers se conformaron con otro gol de campo, uno de 27 yardas para que Akers pusiera el marcador del medio tiempo con un déficit 21-6.

La segunda anotación de Jones, la devolución de 108 yardas para anotación hizo parecer que los 49ers tendrían un largo día en el Superdome, pero el equipo peleó y demostró verdadero carácter.

"Usaremos esto como combustible", dijo Whitner. "Es duro ser retirado del campo, viendo al otro equipo celebrar. Mejoraremos después de esto. Estaremos de regreso".

Vernon Davis coincidió.

El ala cerrada de los 49ers, que consiguió seis pases para 104 yardas, cree que los 49ers están construidos para el futuro con Kaepernick y compañía.

"Tenemos algo a lo cual enfocarnos", dijo Davis. "Pienso que estamos construyendo algo especial".

Es duro verlo tras una derrota en el Super Bowl, pero los 49ers siente que ellos estarán jugando por más campeonatos en el futuro. Para ellos, esto no tomará otros 18 años para volver al gran juego, como lo hicieron entre su última victoria de Super Bowl.

Noticias